¿Qué es el modo gravel?

El modo gravel es una modalidad de ciclismo que se caracteriza por combinar asfalto con senderos. Esta práctica se presenta como una alternativa divertida para aquellos ciclistas que buscan desafío y diversión. Los ciclistas de gravel pueden recorrer con su bicicleta cualquier terreno, ya sea asfalto, tierra, grava, barro, etc. Esta es una versión mucho más ligero del MTB.

El material y la bicicleta usada para el modo gravel suelen ser más ligeros que los usados en el MTB, con una geometría de bicicleta de carretera. La principal diferencia entre estas dos bicicletas es la suspensión: las bicicletas de gravel no suelen tenerla, a diferencia de las bicicletas de montaña.

Los neumáticos usados para el modo gravel suelen ser mucho más anchos que los usados en la bicicleta de carretera. Esto se debe a que los neumáticos anchos ofrecen una mayor tracción en los terrenos irregulares. Los neumáticos de gravel también tienen una presión de aire mucho más baja que los usados en la bicicleta de carretera.

El modo gravel ofrece una gran variedad de experiencias, tanto en terrenos llanos como montañosos. El uso de este modo de ciclismo es ideal para aquellos que buscan explorar caminos poco transitados y recorrer terrenos difíciles. Esta modalidad de ciclismo es también perfecta para aquellos que desean mezclar el ciclismo de carretera con el ciclismo de montaña.

En conclusión, el modo gravel es una modalidad de ciclismo divertida y emocionante, que permite a los ciclistas explorar terrenos difíciles y recorrer caminos poco transitados. Ofrece una mezcla única entre el ciclismo de carretera y el ciclismo de montaña, lo que lo hace ideal para aquellos que buscan un desafío y diversión.

Otros artículos de ciclismo